Se busca recuperar técnicas ancestrales de elaboración de manualidades mayas


Técnicas de elaboracion de manualidaes



Lunes, 9 de mayo de 2016 -  Artesanos yucatecos visitan museos y bibliotecas como parte de una estrategia que los ayude a recuperar técnicas ancestrales de elaboración de manualidades mayas, como mascarones, bordados, joyería de filigrana y tallado de huesos, según informa Notimex. La directora general de la Casa de las Artesanías de Yucatán, Beatriz Peralta y Chacón, indicó que con el apoyo del Programa del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) también trabajan en mejorar la calidad, el tamaño y el peso de estas piezas para su comercialización.
Indicó que uno de los primeros descubrimientos que se dieron es que “en lugar de hacer mascarones de la cultura maya teníamos mascarones indígenas africanos”. “Lo que tuvimos que hacer es traer a los artesanos de Pisté, Yaxcabá, donde se hacen mascarones, fuimos a conocer los museos, los libros y los llevamos a la comunidad de Temozón a que vean los mascarones, para que vieran cómo era la fisonomía de cada una de esas máscaras”, expuso. “Hoy estamos retomando mucho de lo que se había perdido”, añadió. “Habíamos estado perdiendo tres puntadas claves desde que se inicia la era del maya: el xmol-mis, el xmanicté y el chuyká, y ahora estamos trabajando en municipios como Abalá, Muna, Oxkutzcab, Tekax, Temozón, Valladolid y Tekanto (dedicados a los textiles) para recuperarlas”. En el caso de la filigrana, Beatriz Peralta evocó que antaño, “cuando menos había un filigranero en cada municipio. Cuando llegamos sólo existían tres, ahora suman 21. Y es que la filigrana donde representa a Yucatán, regresa sin un solo gramo”. La funcionaria dijo que otra artesanía en riesgo de desaparecer es la que se elabora con hueso y cuerno de res. 
En la actualidad, como en el pasado, ya se hacen instrumentos musicales de este material y objetos tales como una sala miniatura. Indicó que la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM), en una estrategia dirigida por la Casa de las Artesanías y financiada por el Fonart, es la encargada de capacitar a los creadores en costear el tiempo de elaboración de una artesanía, el material y la mano de obra. “Creo que hemos avanzado con paso lento pero firme, seguro, pues los artesanos ya saben que su trabajo es difícil y ya no aceptan el ‘macheteo’ al momento de comercializar su trabajo”, expuso. “Les enseñamos también a recuperar lo nuestro, no podemos permitir que las demás culturas florezcan y la nuestra se acabe, como con nuestro idioma. 
Hemos mejorado gracias al acercamiento con el gobierno federal para darles capacitación y sobre todo innovar. Nos ha dado muy buen resultado”, puntualizó. Explicó que aquella artesanía que era grande, pesada y dificultosa para poder trasladarla, ahora se hace de mejor calidad, de menor tamaño y peso, gracias a la capacitación que la UTM lleva a las comunidades artesanales. Diario de Yucatán.